de Cabreos y Devaneos

Cada semana, un nuevo artículo

VAGOS Y MALEANTES


Allá por el año treinta y tres, bajo los auspicios de la segunda República, se promulgó una ley que reprimía vigorosamente la práctica de la mendicidad, el proxenetismo, y la picaresca propia de los rufianes habituales que sin más oficio ni beneficio, pululaban por las callejuelas de las grandes ciudades allende el control del gobierno socialista de turno. La aplicación arbitraria de esa ley y la ambigüedad con que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado podían considerar a una persona como gentuza de mal vivir; confería al mandamás municipal  un ilimitado poder frente a la fauna sin techo de la época, que parece haber abierto en el presente, los ojos siempre retrospectivos del ínclito alcalde de Madrid.

Cierto es que esta desafortunada ley, fue aprovechada y ampliada por el régimen franquista con la inclusión de los homosexuales en el paquete de los desechos; ya se sabe que siendo el dueño de la pastelería, a nadie puede amargarle un dulce, y como no podía ser de otra manera, ha tenido que llegar un hijo del régimen, de aquellos a los que no les hacía falta relamerse frente al escaparate porque  podía entrar sin miedo y zamparse por las buenas el pastel, el que diera un primer paso para reclamar del gobierno central un sucedáneo de la misma, derogada en el año noventa y cinco por más señas, y tener las manos libres para limpiar sus calles de escoria.

Eso sí, con buenos modales y mejores palabras, como corresponde a un chico de bien: “No hay que dejar que estos señores – a los mendigos se refiere – queden desprotegidos ante la indiferencia de la sociedad, y si hay que atenderles dándoles alimentación y cobijo, se les atiende cristianamente que para eso estamos, aunque ellos – “en el ejercicio de su libertad individual”, ha obviado decir bellacamente – no lo pidan por modestia”. Y con esa coletilla final, es donde vuelve a sus orígenes para esconder el veneno con que lo parieron.

Es decir, si se me permite traducir las palabras de Gallardón al lenguaje del común de los mortales, su mensaje vendría a quedar así: “Mamoncetes, largaos cagando leches del asfalto de Madrid, u os meto en un trullo psiquiátrico hasta que os pudráis como las ratas”. Nada más sutil que unas delicadas palabras para causar el efecto deseado al amparo de la ley.

Me cuesta creer que el alcalde, en su retorcido cerebro, este llorando la necesidad de esa ley porque haya visto a España en una situación no mucho mejor en la actualidad que en la época de Azaña y haya deducido que a los románticos vagos y maleantes de antaño, se les puedan sumar ahora los negros, sudacas, pateros y parados, que no tienen donde caerse muertos en una ciudad que ha aspirado a organizar dos Olimpiadas, y que por un quítame allá unas pajas, todavía no ha conseguido. De verdad que me cuesta creerlo, pero es que no para de dejar pistas.  Sobre todo, cuando habla de respeto, derechos individuales, higiene y obligación del Estado en evitar la degradación física y humana de sus ciudadanos. A quien pretende realmente convencer con esas falacias?

Me van a permitir que lo deje aquí y no continúe escribiendo como quisiera, pero empiezo a encontrarle sospechosas similitudes a esta historia con el relato leído hace un tiempo a cuenta de la vida en los guetos judíos y en los campos de concentración alemanes, y créanme lectores, que me estoy poniendo de muy mala leche.

 © Vicente Puchol Mora 2011.

  Vagos y maleantes (PDF)


Anuncios

abril 16, 2011 - Posted by | Cabreos

4 comentarios »

  1. Yo si que me estoy poniendo de mala leche, al leer tales tonterias en un articulo.
    Haber si el autor se informa un poco mas de la diferencia entre la republica y la democracia de hoy en dia. Ya le gustaria al Psoe tener politicos de la talla de Gallardón…que entre miembras e incompetentes vamos bien apañados.

    Comentario por EL MESSI DE PUÇOL | abril 18, 2011

  2. Messi, creo que te has hecho la picha un lio con el artículo y con lo que ha querido expresar el autor. De todos modos,si no sabes leer ni escribir (ese “Haber” se escribe sin hache y separado…” A ver”), mejor no opines. Que si todas las bases del PP son de tu calaña, vais a dejar las calles limpias de putas,homosexuales,negros,mendigos,parados,sudamericanos,y subsaharianos…menuda panda la que se nos viene encima.

    Comentario por Azaña | abril 19, 2011

  3. mandarme número de teléfono y dirección ya que mi información es tan extensa como mil (1000) páginas dee las cuales os va a gustar ya que no se si he transcrito sumarios o lo que he transcrito son sentencias pintorescas de los años 1942 al 1962.

    Comentario por Emilio Llobat Gallego | junio 20, 2011

  4. El señor Gallardon creo que no es ningungún facha sino que es una persona muy intiligente, que puestos ha hablar sin saberlo pienso en supuesto que sus antecesores se enriquerieron gracias al apoyo que ofrecieron al sistema. Tengo suficiente información como para no creer ni en politicos, en leyes, religiones etc. lo mismo que ellos que no creen en nada siempre que no sea poder y dinero. si leyera las sentencias de los vagos y maleantes del sistema vería que no importan de quien vengan sino quien las aplicaban, para mayor información tengo que informarle que su santo patrón añadio la Ley de peligrosos sociales. Solo tengo que añadir que a todo listo le llega su Santo cuando le llegue acuerdese que los muebles viejos no los quiere nadie.

    Comentario por Emilio Llobat Gallego | junio 21, 2011


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: