de Cabreos y Devaneos

Cada semana, un nuevo artículo

SOLEADO EN EL RESTO

De tener que elegir: me surgían dudas acerca de que la decisión fuera quedarme en donde estoy o vivir siempre en “el resto”. Ese lugar donde cada mañana luce el sol y ninguna nube radiactiva, ni de las otras, se otea en el horizonte tanto por levante, como por poniente. Ese lugar infestado de molinillos cuyas aspas giran sobre su eje mecidas por el cálido viento, y en donde extensos latifundios de placas solares, van contoneándose al compás del recorrido del sol. Un lugar donde no existen coches, ni radares, ni señales de a ciento diez. Un lugar donde las vacas, pacen cansinamente por campos sin labrar esquivando las torres y estructuras fotovoltaicas que les proporcionan la poca luz que necesitan, porque la sobrante, es vendida al primer mundo con el único propósito de costear las necesidades básicas del submundo imaginado. Un lugar donde las fábricas, dejaron hace mucho tiempo de cobijar los salarios de mujeres y hombres, que pasean hoy por sus calles dibujando el ocio en cada esquina, en cada taberna de cazalla y absenta porque no hay dinero para más, y maldita la falta que les hace, que los billetes se esfumaron a tierras de nucleares en donde sus futuros habitantes malformados, convivirán bajo lluvias de plutonio enriquecido y noches de eternas nieblas que lo engullirán Sigue leyendo

Anuncios

marzo 26, 2011 Posted by | Cabreos | 6 comentarios

   

A %d blogueros les gusta esto: