de Cabreos y Devaneos

Cada semana, un nuevo artículo

A PERRO FLACO…


…todo son pulgas. Y miren que me gusta poco empezar el artículo dándole título al mismo, pero no he podido contenerme al leer las declaraciones que el Señor europeo de las pelas, Jean-Claude Trichet, dejó caer el pasado jueves como jarro de agua fría en los mercados financieros del viejo continente. El Presidente del Banco Central Europeo reflexionó en voz alta sobre los graves riesgos a los que deberá enfrentarse la Unión Europea en los próximos meses debido al incremento de los precios del crudo y al encarecimiento consiguiente de las materias primas. Esta situación, provocada por las tensiones revolucionarias en Oriente Próximo y el estímulo de crecimiento en los países emergentes, traerá junto a miles de muertos, una fuerte oleada inflacionista a los mercados de medio mundo.

Palabras como “fuerte vigilancia”, “posible pero no segura”, “riesgos al alza” y otras por el estilo, no hacen otra cosa que anunciar anticipadamente lo irremediable, y es que al organismo comunitario, no le quede más remedio que plantearse un incremento de los tipos de interés en veinticinco puntos básicos para la próxima reunión del consejo. Sin duda, es la peor noticia que podríamos recibir los que todavía en España, nos da por pagar los impuestos y no coger la maleta para emigrar a Alemania.

La consecuencia más inmediata de sus palabras como todo el mundo ya sabe, y en breve empezarán a  padecer, ha sido el despegue súbito del Euribor cuyo techo lo sitúan los analistas en el dos y medio por ciento a final de año. Una verdadera burrada en intereses que vamos a desembolsar como quien no quiere la cosa.

La fórmula matemática es bien sencilla para el contribuyente: Mayor inflación y dinero más caro, son directamente proporcionales a menor poder adquisitivo, menor dinamización de la economía, menor capacidad de financiación empresarial, menor competitividad, y consecuentemente, mucho más paro. Si no querías caldo para la cena, ahí van dos tazas.

En estas circunstancias, mucho me temo que en el mes de Septiembre habremos llegado a la bonita cifra de cinco millones de parados registrados en España, aunque a los responsables del ministerio les dé por negar la mayor comparando las estadísticas mensuales con las de años pasados. Por supuesto que se destruye ahora mucho menos empleo que hace dos años, hasta ahí podíamos llegar, pero no ha sido por obra y gracia de la discutida reforma laboral, si no simplemente porque a este paso, no habrá nadie que pueda quedarse en el paro en los próximos meses, porque sencillamente, la gran mayoría pasaremos a engrosar sus listas. Es cierto no obstante, que existe una importante economía sumergida que alivia la tensión en las calles, de otro modo, no podríamos explicar porque no estamos desafiando al gobierno con revueltas populares semejantes a las de Grecia. Pero no crean que quienes vengan detrás vayan a hacerlo mejor, ni mucho menos; el mal endémico de este País lo incubamos en la España de principios de siglo cuando apostamos por el ladrillo en vez de hacerlo por la tecnología.

No soy pesimista con respecto a la evolución de la economía en los países motores del euro, sin embargo, y a los hechos me remito, los periféricos van a pasar las de San Quintín para poder colocar deuda en los mercados financieros durante  los próximos meses. Y ya pueden atarse los machos el secretario de Estado de economía y su jefa la ministra para convencer a los inversores de que en España: todo va bien; porque de lo contrario, volveremos a escuchar y leer noticias sobre inminentes rescates y futuras bancarrotas.

Como se suele decir cuando se tiene un perro flaco en la batida y poco ojo con la puntería: habrá que ir comprándose una escopeta aunque por el momento y por desgracia, solo sirva para ir tirando.

© Vicente Puchol Mora 2011.

A PERRO FLACO… (pdf)

Anuncios

marzo 5, 2011 - Posted by | Cabreos

3 comentarios »

  1. Si esto es lo que piensas que vamos a padecer en el futuro, mas nos vale hacer las maletas porque como dices, los que vienen detrás tampoco van a solucionarnos nada. Dios nos pille confesados y con los calzoncillos limpios.

    Comentario por Sergio E. | marzo 6, 2011

  2. Pues habrá que apretarse los machos, como se dice, y no meternos en cuatro créditos, dos coches, una hipoteca y cinco tarjetas como hasta ahora… y diría pluriemplearnos, pero no sé si nos sale rentable, que luego viene el fisco con las rebajas…

    Comentario por Accidentalmente | marzo 7, 2011

  3. Jean-Claude Trichet es un funcionario al servicio de los intereses de Alemania, a la cual no le gusta en absoluto la palabra inflación. Por otro lado, es verdad que España está en la delicada situación que está por el ladrillazo nacional. En esto la hemos cagado todos independientemente del color político. Unos por vender pisos a precios exagerados, y otros por picar el anzuelo de las hipotecas y comprar. Ahora toca apechugar.

    Comentario por antonio | marzo 7, 2011


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: