de Cabreos y Devaneos

VOLVER A MALI


A veces, las noticias más nimias, aquellas que pasan absolutamente desapercibidas o que la curiosidad y el gracejo las hace saltar fugazmente a primera plana para desaparecer a la misma velocidad con la que entraron, esconden en el fondo, la realidad más sangrante de un país que se desmorona.
Su nombre es Omar Chuick, un inmigrante Malí que llegó a Ceuta hace cuatro años en una especie de patera no más grande que un barreño y que el pasado domingo, hastiado de ver como las perspectivas de futuro se desvanecían como un azucarillo en la otrora tierra de las oportunidades, decidió saltar la valla del paso fronterizo con Marruecos, pero en sentido contrario.
Omar, decidió volver a casa cansado de esperar una patera que lo nadara a la península y que nunca llegaba por falta de dinero. Tal vez pensó no sin acierto, que para malvivir en la miseria de tierra extraña bien haría en volver donde la madre que lo parió dejó plantadas sus raíces; que para morir igualmente de enfermedad o hambre, no hay sitio mejor en el mundo que las calles donde se ha crecido.
Aunque no todo es tan fácil, y como bien sabido es que a perro flaco todo son pulgas, no vayan a creer que las que corretean por el pelaje de nuestro amigo vienen a ser moco de pavo. De entrada, o más bien de salida, los diligentes números de la guardia civil fronteriza que lo interceptaron, no le permitieron cruzar al otro lado por encontrarse en lugar no autorizado y lo despacharon custodiado por agentes de la policía nacional, camino del juzgado. Como el chico persistía en la terca intención de arrear carretera y manta hacia el sur, la arremetió contra los maderos esperando que la jueza le conmutara una pena de prisión por altercados y lo expulsara de una vez por todas de este País de pandereta. ¡Nada más lejos que Mali!, debió pensar su Señoría. Ni por esas se ha librado de nosotros al no encontrarse documentación de subsahariano desamparado entre sus andrajos de inmigrante. Aunque bien mirado, algo ha ganado, que para los malos momentos el refranero español también tiene su encanto: Como no hay mal que por bien no venga, nuestra justicia le ha regalado un añito entre rejas, calentito por la noche y bien alimentadito durante el día; eso sí, susceptible de rebajarse la pena por buena conducta para volver a intentarlo en verano, aunque para entonces, igual le ha cogido gustito al colchón y las lentejas, y ande más preocupado por reincidir que en redimirse.
Quienes realmente deben estar pasándolo chungo son los picoletos que lo detuvieron, que en vez de abrirle amablemente la puerta y ofrecerle un pitillo para el viaje, apelaron a su celo profesional dando pábulo a una nueva jurisprudencia para expatriados de la que a buen seguro, terminarán por arrepentirse. Porque vistos los hechos, ¿quién nos dice que no asistamos a partir de ahora a una sucesión en cadena de aprehensiones entre las vallas fronterizas con el Estado Alauita?
Queriendo o sin querer, el amigo Omar a abierto la caja de pandora porque siguiendo su ejemplo, muchos otros pueden intentar la aventura de ser repatriados o llenar las cárceles Ceutíes de inmigrantes subsaharianos que puestos a pasar penurias, preferirán hacerlo con el estómago lleno.
Lo realmente cierto es que para toda esta gente, hemos dejado de ser la tierra del porvenir, la economía de las oportunidades, el País de los sueños. Cuando un navío se hunde, dos seres lo abandonan en primer lugar por instinto de supervivencia: El más cochambroso polizón de las bodegas y el grumete inteligente. Uno como ya hemos visto volverá a Mali, el otro, como veremos, emigrará a Alemania.
Entre tanto, el Capitán continuará un año más aferrado al timón observando como el océano nos engulle por la proa mientras la marinería cabizbaja, lo maldice para sus adentros.

© Vicente Puchol Mora 2011.

Volver a Mali (PDF)

febrero 5, 2011 - Posted by | Devaneos

5 comentarios »

  1. ¿Que mal hemos hecho para tener este pseudo-capitan que nos está hundiendo?. Hasta los inmigrantes se largan. Vaya vergüenza de gobierno!!!!

    Comentario por ZPconleche | febrero 6, 2011

  2. Si vienen, porque vienen. Si se van, porque se van. Porco Governo. En tus idolatrados U.S.A. te preguntarían: ¿Y tu que haces para mejorar esta situación?. Tu respuesta posiblemente seria: Porco Governo, a mi que me lo den hecho.

    Comentario por Jose | febrero 6, 2011

  3. Soy hija de emigrantes alemanes que tuvieron que dejarnos a mi hermano y a mí en las inmejorables manos de una tía-abuela mientras ellos ponían rumbo a Alemania para poder traerse la entrada para un pisito. Antes los germanos buscaban mano de obra sin cualificar, curritos para poner a la cabeza un país. Hoy veo cómo amigos míos hacen de nuevo las maletas mientras repasan el poquito alemán aprendido. Son ingenieros, médicos, enfermeras… ¿Hasta dónde vamos a caer?

    Comentario por soniagrua | febrero 8, 2011

  4. Tomar las de villadiego, hacía el note o hacía el sur. Ya ves… el barco se va a pique y con un poco de suerte, quizá en el agua aparezca un delfin que vaya a puerto. Pero como los sueños y los días de pan y gloria no son muchos… los sueños acaban en un estercolero cualquiera de una ciudad cualquiera.
    Porque para algunos la vida es una mierda.

    Comentario por Celia | febrero 8, 2011

  5. Lo que es cierto es que en unos años, sobre todo dentro de Europa, tendremos que dejar de hablar de emigración/inmigración, ya que en este mundo globalizado en el que nos ha tocado vivir ya no tiene ningun sentido hablar de nacionalidades (en el plano economico y laboral me refiero exclusivamente). Hace ya muchos meses le dije a un universitario en otro articulo, que el futuro es estudiar y formarse para luego ir donde esté el trabajo, aqui o en la conchinchina. Se ha terminado tener trabajo a las puertas de casa e ir dia si y dia no a dar una vueltecita a casa de los padres y tomar cañas con los amigos de toda la vida….desgraciadamente

    Comentario por vpucholm | febrero 9, 2011


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: