de Cabreos y Devaneos

Cada semana, un nuevo artículo

EN MANOS DE LOS MERCADOS FINANCIEROS


Hay frases que me indignan y personajes que en su ignorancia, las repiten como un estribillo manido sin saber exactamente de qué carajo están hablando. A estos tipos, que se les ve el plumero desde que pronuncian la primera palabra, debiera el periodista que les interroga dejarles con ella en la boca y dar media vuelta en busca de quien pudiera aportar un punto de vista novedoso que permitiera solucionar las necesidades sociales y económicas que purga el País. Pero no, una y otra vez, los gacetilleros caen entrampados en las redes de la labia y locuacidad de políticos, economistas, sindicalistas, y un largo etcétera de individuos a quienes el sabor del micrófono o grabador en boca, les produce un éxtasis sintáctico rayano en lo celestial y no tienen reparo alguno en soltar prendas de tan profunda imbecilidad como la sobada expresión: “Estamos en manos de los mercados financieros”. Y se quedan los tíos más anchos que largos dándoselas de instruidos ante una plebe que lee, escucha, y alaba o denuesta la ignorancia de los iluminados según se decanten sus creencias políticas hacia uno u otro color del  hemiciclo.

Si nos parásemos a reflexionar y bajáramos el comentario a la cotidianeidad de los mortales, nos encontraríamos que no solo los Estados están cautivos de esas zarpas; que también lo estamos nosotros, los curritos de a pie hipotecados hasta las trancas que hemos regalado nuestro futuro a los bancos, tan depredadores como los otros, pero un poquito más de andar por casa.

Y el hecho de haber llegado a este extremo no debiéramos buscarlo en la ficticia moderación consumista de la que siempre presumimos, sino en el agujero de la cuenta bancaria y en la magnitud de nuestros excesos pasados.

Decía mi abuela que quien no guarda cuando tiene, no come cuando quiere; y precisamente esta sentencia, tan antigua como el primer comerciante fenicio, es la que hemos pasado por alto en los tiempos de bonanza cuando pensábamos que el pleno empleo y la cartera llena, iban a ser directamente proporcionales a los vencimientos de nuestra hipoteca y claro, suspendimos en matemáticas.

Que hemos derrochado lo que no teníamos, es una certeza innegable de la que muchos sólo se atreven a decir en público que se vieron obligados por las circunstancias y callan como es obvio, el miedo repentino que sentían a dejar pasar el tren de la prosperidad con un piso de segunda mano adquirido en tiempos de la mili, mientras un familiar o vecino, se endeudaba hasta las cejas y disfrutaba los viernes comprando muebles nuevos a manos llenas.

Es cierto que sin esa burbuja inmobiliaria, nuestro País se hubiese quedado estancado en un arcaico modelo económico de finales de los noventa; pero no lo es menos, la certeza de que los gobernantes de entonces hicieron pellas en la segunda hora de clase en donde se explicaba que el crecimiento, vendría de la mano de la tecnología, la investigación y el desarrollo, más que de la especulación en el ladrillo.

Por supuesto que estamos a merced de los mercados financieros, entre otras cosas, porque tenemos que devolverle la pasta a quien nos la dejó para que sucumbiéramos con los brazos y la cartera abierta al desarrollo incontrolado de antaño. Pero no vale ahora, cuando estamos tiesos y los acreedores dudan de nuestra solvencia, pensar en soluciones regulatorias e intervencionistas en los mercados cuando hemos estado dejando campar a sus anchas, instrumentos financieros de alto riesgo que nos vinieron muy bien en el pasado para considerarnos como nuevos ricos.

Llorar en un pañuelo de incompetencia, cuando las agencias de calificación nos tienen en el punto de mira y el riesgo País ha acelerado la caída de Empresas solventes que supieron hacer sus deberes y guardar la ropa mientras nadaban, no es lo que esperan de sus gobernantes las generaciones de jóvenes que miran con recelo su futuro y se erigen como desencantados votantes potenciales. De ahí nace el miedo que los políticos de medio pelo tienen a los mercados financieros y es por eso que se venden como víctimas en vez de asumir sus imprevisiones y apechugar con las consecuencias. Verdad es que estamos en sus manos, pero una al cuello de quien yo dijese, ya me hubiese pedido para Reyes.

© Vicente Puchol Mora 2011

EN MANOS DE LOS MERCADOS FINANCIEROS (PDF)

Anuncios

enero 8, 2011 - Posted by | Cabreos

14 comentarios »

  1. Que pena no haberlo escrito hace tres años.

    Comentario por cotton | enero 8, 2011

  2. ¡¡¡ A que te mando a Tomás Gomez para que aprendas a gobernar a los mercados!!! o todavía no te has enterado que “los mercados no están para conformarlos si no para gobernarlos”. Tomás Gómez dixit

    Comentario por José | enero 8, 2011

  3. Tienes razón, quien no guarda cuando tiene, no come cuando quiere. Fantástico artículo.

    Comentario por Casi-miro | enero 9, 2011

  4. No se que pensaréis vosotros, pero a mí, me acojona el futuro. Entre todos nos han llevado a la miseria.

    Comentario por Antonio | enero 9, 2011

  5. Si os paráis a pensar… aún no estamos en la auténtica miseria pero vamos camino a ello. Si te quedas sin trabajo y sin casa y sin comida ni abrigo, entonces… tendremos que hacer como Robin Hood, robar a los ricos para darlo a los pobres. Siempre pagamos los ciudadanos todo lo que hacen mal los políticos y banqueros. Buenísimo artículo

    Comentario por montduver | enero 9, 2011

  6. Fué el señorito “don manué, el que ha robado tanto para su familia, sus amigos y sus palmeros que Andalucia es la peór comunidad, con más deudas con más paro y con más problemas
    Fuera Chaves, os lo dice un militante de base.

    Comentario por Manolillo | enero 9, 2011

  7. – El problema no son los mercados sino la política. Quien posee la ley, domina los mercados.

    – España es un país rico -extremadamente rico- pero la riqueza se la reparten entre 4: las 35 empresas del Ibex controlan el 60% del PIB nacional

    – España es un país que tiene un libro llamado onstitución:

    Artículo 128.

    1. Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general.

    2. Se reconoce la iniciativa pública en la actividad económica. Mediante Ley se podrá reservar al sector público recursos o servicios esenciales, especialmente en caso de monopolio y asimismo acordar la intervención de empresas cuando así lo exigiere el interés general.

    – A día de hoy la intervención y socialización de empresas no es una opción política, es una urgencia nacional.

    Comentario por Frostilicus | enero 10, 2011

  8. Feliz año Vicente. Totalmente de acuerdo contigo. Yo creo que de la crisis, en la parte que a cada uno nos toca, somos culpables todos. Unos, como tú bien dices, por gastar lo que no teníamos pensando que jamás se iba a terminar. Otros, por confiar y respaldar a políticos que, cuando realmente hacen falta, no saben ni por dónde les da el aire y se cansan de improvisar y jugar con la paciencia de todos. Las entidades financieras juegan mientras les dejan jugar y hay cartas sobre la mesa. Ahora no vale decir que han hecho trampas. Lo malo de todo esto, la verdadera tragedia, a parte de artículos y frases grandilocuentes vacías de lógica y significado, es la multitud de almas desempleadas que rozan con ambas manos, y hasta soban en algunos casos, el umbral de la miseria. YA ESTÁ BIEN. Que alguien me diga por qué países que lo han pasado francamente mal, como Alemania, han salido ya de la cloaca y nosotros nos enfangamos cada vez más. Y no estoy de acuerdo con la socialización de empresas, más bien al revés.

    Comentario por soniagrua | enero 10, 2011

  9. Frostilicus, no estoy de acuerdo contigo, quien posee la ley no domina los mercados porque esos mismos políticos les deben a los bancos hasta los calzoncillos, por no hablar de sus poltronas que han ganado a base de que les financien el partido. Estoy totalmente en contra del intervencionismo y la socialización de empresas. Si fueras un empresario que has dejado la vida por el negocio no te gustaría que viniera nadie a quitarte lo que es tuyo. Eso sí, el que caiga por su mala praxis o su mala cabeza, que le den, no intervención, pero nada de ayudas con dinero público.

    Comentario por vpucholm | enero 10, 2011

  10. Feliz año Sonia y gracias por leer. Efectivamente Alemania saldrá antes que nadie de la crisis, ¿sabes porque?, porque tiene empresas tecnológicas y un gobierno que supo en su dia invertir en I+D en vez de gastarse todo lo que tenía (y lo que no tenía) en ladrillos y especulación.

    Los ciudadanos pueden haberse equivocado en sus decisiones y gastar mas de la cuenta y desgraciadamente quedarse en el paro, pero lo que necesitan ahora, es un gobierno que se las ingenie para crear empleo, que atraiga la inversión extranjera (ojo, inversión, no especulación), que ayude fiscalmente a las empresas y que sus ministros vayan por el mundo buscando contratos, etc,etc,etc…

    Comentario por vpucholm | enero 10, 2011

  11. @Soniagrua “Si fueras un empresario que has dejado la vida por el negocio no te gustaría que viniera nadie a quitarte lo que es tuyo”

    Es que ese es el problema: el empresario cree que es suyo, que le pertenece, pero no, la actividad privada es una concesión estatal que se ha ido aumentando en los últimos 150 años hasta que se les ha ido de las manos:

    http://video.google.com/videoplay?docid=-4769223528664823856#docid=-6361307130118265925

    Comentario por Frostilicus | enero 11, 2011

  12. Era @vpucholm, me equivoque.

    Comentario por Frostilicus | enero 11, 2011

  13. Tu abuela tenía razón, Y nosotros somos unos “sinsentido”. ¿O es que cada noche al acostarte y pasar revista al día, no te acordabas del vecino que acababa de estrenar coche, apartamento o vacaciones sibaríticas? Si, te dabas cuenta, pero no entrabas en ese juego, en esa ruleta rusa a la que te invitaban todos los días y desde todos los estamentos. Pero sabias, o intuías, que esa alegría no podía ser eterna. Te subías al tiovivo pero a las tres vueltas te bajabas, mientras veías a tus vecinos dando vueltas y más vueltas. Y risas, muchas risas. ¿Y quién pagaba todo esto?. Europa. Europa y los fondos europeos, que por cierto consiguió Felipe González, y que por esto Aznar le llamó pedigüeño. Unos fondos que han sido enormes para España, pero lamentablemente han sido malgastados, y así nos va ahora, pues en lugar de crear industria, se crearon imperios de la construcción. Coincido contigo, a esas lecciones de economía no asistió nadie. Estaban en el tiovivo. Ahora vienen los lloros. Pero yo les preguntaría a todos esos que están en la fase de los 7 años de vacas flacas: ¿Qué tanto por ciento de tu masa salarial y de ahorro has destinado al coche, al piso, a las vacaciones?. Tu conocías tus límites y los sobrepasaste demasiadas veces. Pero no te hundas, aun te queda una salida, conviértete en inmigrante, Si, igual que esos a los que tanto denigraste. Ahora, descarga tu conciencia……….tu desgracia está en manos de los mercados.

    Comentario por Jose | enero 11, 2011

  14. Todo muy interesante.Parece que estamos muertos.La crisis actual nos ha dejado a cada uno de nosotros más medios que a un potentado
    de hace 150 años.¿Qúien nos obliga a pagar nuestran trampas.¿Sobretodo qué nos obliga a trbajar para una sociedad de cigarras,
    subvencionados, prejubilados, analfabetos voluntarios?- Porqué no morinmatando?

    Comentario por vulpe | enero 22, 2011


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: