de Cabreos y Devaneos

Cada semana, un nuevo artículo

SOLIDARIDAD PUBLICITARIA


Me sorprendió el alba del domingo contemplando la hermosa fotografía que una buena amiga de la adolescencia había colgado en el muro de su facebook. La imagen en cuestión, era un fotomontaje que la aplicación creada en la red social por una conocida marca de productos para la higiene íntima, había puesto al alcance de todo aquel que quisiera colaborar de manera desinteresada en la difusión de su labor social. Se trataba de escoger una fotografía tamaño carnet y colocarle mediante el programa un pañuelito rosa como símbolo de nuestra solidaridad con las mujeres aquejadas por esa terrible enfermedad que es el cáncer de mama.

La cuestión es que iba decidido a escribirle un comentario alabando sus bien llevados cuarenta y tantos, cuando caí en la cuenta de que no era el primero. Una amiga común me había ganado la mano por un par de horas y anunciaba su apoyo a la causa volviéndose a colocar el pañuelo –lo escribo en pasado porque ya la había visto hacía unas semanas con el pelo adornado en rosa-. Lo que me inquietó sobremanera, fue comprobar que tampoco iba a ser el segundo. Una desconocida amistad, –en esa red todos son amigos mientras no se demuestre lo contrario- había dejado escrito un post con una pregunta colgando en el aire. Reflexionaba el susodicho sobre la ética de la campaña de marketing lanzada por la multinacional y se cuestionaba la utilización publicitaria de los afectados por la enfermedad para vender compresas y salva slips a troche y moche.

Dejando a un lado la inoportunidad de sus respuestas, -hay a quien Dios no le dio más luces y ni se ha preocupado de mirar si sobran bombillas en la casa de al lado – entramos de lleno, los cuatro, en un corto pero intenso debate que como no podía ser de otra manera, terminó como el rosario de la aurora.

Las multinacionales distribuidoras de productos de gran consumo, invierten anualmente ingentes cantidades de dinero en publicidad  y el éxito o fracaso de la inversión depende de que los publicistas sepan encontrar el elemento diferenciador con que la sociedad es capaz de identificarse con la marca. Y ésta, sin duda, lo ha conseguido. En ella concurre la doble finalidad de la obtención de un beneficio económico para una de las partes –como no podía ser de otra manera – y un beneficio social de gran calado para la otra, no olvidemos que la multinacional aporta elevadas sumas de dinero a la investigación contra el cáncer por cada unidad de producto vendida.

La utilización propagandística de la enfermedad y sus afectados, es en este caso un viaje de ida y vuelta en el que ambos encuentran su propósito al final del camino. Si utilizáramos un lenguaje de negociación empresarial, podríamos considerar esta coyuntura como un claro ejemplo de estrategia comercial ganar-ganar. Y es que el hecho de adueñarse de una situación dramática, no implica necesariamente la explotación  del débil por parte del fuerte, y ahí es donde yerra el compadre, en pensar precisamente lo contrario. Porque al final, la decisión de compra siempre es nuestra, y la consumidora es quien elige si ponerse el pañuelo rosa, o sentirse fina y segura.

Otro de los puntos candentes en el cruce dialéctico, sobrevino cuando tildó de actriz pagada para dar pena, a la profesora de su anuncio televisivo. Estoy de acuerdo en que muy probablemente lo sea y no voy a ser yo quien lo discuta, lo cierto, y no me duelen prendas en decirlo, es que lloro como una magdalena cada vez que lo veo. Quizá sea porque uno ya ha sufrido en sus carnes como espectador esa amarga experiencia o porque nos hacemos mayores y cada día son más, los conocidos y familiares que padecen esa terrible enfermedad; no lo sé, lo cierto es que me pone los pelos como escarpias y termino por quedarme con lo realmente importante del mismo: ese canto a la esperanza y a la supervivencia que destila la profesora en cada abrazo solidario que recibe de sus alumnos.

Definitivamente no le asiste la razón al amigo de mi amiga, y aunque me tachen de pragmático, sigo aplaudiendo cualquier iniciativa que revierta en un bien social aunque para ello, tenga que enlazarme al cuello un pañuelo solidario henchido en marcas publicitarias y aparecer fotografiado en todos los muros de la red social.

© Vicente Puchol Mora 2010.

SOLIDARIDAD PUBLICITARIA (Click aquí para visualizar el anuncio televisivo)

SOLIDARIDAD PUBLICITARIA (PDF)

Anuncios

diciembre 18, 2010 - Posted by | Devaneos

4 comentarios »

  1. Como sempre, soberbio. Gracias Vicente por tu sensibildad al escrbrlo.

    Comentario por Maria | diciembre 18, 2010

  2. Un tema dificil. Has escrito un artículo bien estructurado y con la dosis justa de mala leche, enhorabuena. Yo también me quedo con el mensaje de esperanza para los enfermos. Todos debiéramos participar en esa lucha.
    Rita.

    Comentario por Rita | diciembre 20, 2010

  3. Buf! Pues no lo tengo claro. El “asunto” de la Solidaridad Publicitaria me produce sentimientos encontrados:

    -De un lado, desconfío de multinacionales y banca en general y en particular cuando publicitan su “obra social”. El fin último de esta publicidad, en mi opinión, es siempre aumentar sus arcas. Añadir a ello que para mi, como para el gran público, resulta imposible comprobar la veracidad del mensaje o de las cifras y medios que dicen aportar a una causa.

    -De otro lado, en casos como este ¿qué más da el “fin último”, si por medio se consiguen logros colaterales? Me imagino que no todo lo que cuentan este tipo de anuncios será mentira y cualquier ayuda a una “causa noble”, más cuando nadie estamos a salvo de esta u otras enfermedades demoledoras, me parece que debe ser bien recibida.

    -Sin embargo la inclusión de ciertos temas en spots publicitarios contribuye en cierta medida a trivializarlos, a equipararlos a cualquier tipo de producto de mercado y por tanto a que el mensaje pretendido sea obviado por muchos.

    -Pero también la difusión de la lucha contra lacras como lo son enfermedades de este tipo es un paso más hacia su erradicación o al menos hacia la disminución de la mortandad que puedan producir y esta publicidad no deja de ser una forma de difusión…

    Lo que si tengo claro es que las mujeres como Pat y su amiga y todas aquellas con cuyas historias se nutre “Mama Mía” son las verdaderas artífices de la esperanza.

    También tengo claro que la lectura de tus artículos, Vicente, siempre me incita a reflexionar sobre determinados aspectos de cada tema que propones que antes no tenía en cuenta.

    Besos a todos,

    Comentario por María | diciembre 30, 2010

  4. ¡Fotografía fabulosa!. Y que decir de tu forma de describir tus pensamientos, tus sentimientos,con esa dulce ironía con la cual yo me siento identificada contigo, espero no te importe sentirme identificada con tu manera de expresarte. De momento yo ando algo más comedida en mis artículos pero… de seguro voy a dar guerra escrita a todo aquello que me parezca injusto e inhumano. 1 saludo nuevamente Vicente. Ánimo, me encanta tu forma de transmitir a tus seguidores. P.D.; Ya me puedes considerar fan tuya.

    Comentario por montduver | enero 13, 2011


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: