de Cabreos y Devaneos

INSEMINACIÓN CRIMINAL


Me repatea en lo más íntimo, que ciertas interpretaciones de la legislación española sirvan de acicate para que una pareja de terroristas pueda reírse en mi cara y no me quede otra opción como ciudadano que el derecho al pataleo.
Leo estos días en los periódicos que el ministerio del interior está pagando de nuestros bolsillos la inseminación artificial de la etarra Nerea Bengoa Ziarsolo, novia a su vez de otro etarra, -Dios los cría – Fernando García Jodrá, alias “Txomin” y ambos pertenecientes al “Comando Barcelona” de E.T.A. que asesinó a sangre fría en los estertores del año dos mil, al diputado Socialista Ernest Lluch, a dos concejales del Partido Popular y a un guardia urbano que tuvo la desgracia de cruzarse en el camino del coche bomba que el comando había preparado para liquidar al periodista Luis del Olmo.

Si al susodicho criminal no le obedecen los bichitos de la nueve milímetros para fecundar a la moza, tiene dos opciones: reclamar a su Santa madre por parirlo estéril o delegar el trabajo sucio, si se quiere conservar la especie, en algún que otro colega de buruestalki y txapela; y si por un casual, fuera la maritornes quien anduviera seca de óvulos, bien pudiera recurrir a Zeus y que la regase con una lluvia de oro como a Dánae, o puesta a redimirse, apadrinar un niño del tercer mundo.
Pero no, los gudaris de salón quieren que sea el Servicio Andaluz de Salud quien corra con los gastos de adiestramiento espérmico o animador cigotal tras el fracaso de sus encuentros vis a vis en la cárcel de Córdoba. Y la verdad es que a nadie debe extrañar, que los ovarios de la fámula se retraigan de espanto cuando oyen acercarse a los gametos del asesino capuchón en ristre y pistola en mano; son cosas del oficio y de la mala baba.

Siempre he defendido que las cárceles deban ser consideradas única y exclusivamente como instrumentos necesarios para la reinserción del reo en la sociedad mediante la privación de su libertad individual, no de las libertades del individuo, por lo tanto, a cualquier persona que esté disfrutando de una temporadita entre rejas debe asistirle el derecho a disponer de todos los privilegios que en su vida cotidiana pudiese tener excepto, como es lógico, el de andar pavoneándose por las aceras del barrio a media tarde de un sábado.

Si la reclusa en estos momentos necesita de la fecundación in-vitro para ser madre, como si desea hacerse una liposucción o agrandarse las tetas; mientras sea ella la que se rasque el bolsillo y siga a pies juntillas las limitaciones que por razones de seguridad o condena, imponga la Dirección General de Instituciones Penitenciarias, no tendría ningún problema en aceptar que todos los meses le fecundaran los óvulos a la etarra. Pero de ahí a que se deje inocular por mis impuestos, no es algo que pueda tolerar a la ligera cuando hay víctimas de sus acciones criminales que todavía no han recibido una puñetera peseta de indemnización por enterrar a sus muertos.

Me parece vergonzoso además, que en un País en crisis que continúa sufriendo en sus carnes la barbarie terrorista, un juez de vigilancia penitenciaria haya reconocido a la pareja el dudoso derecho a efectuarse por la jeta un tratamiento de fertilidad, que ocasiona un gasto innecesario a las arcas públicas de más de seiscientos euros por sesión, custodia policial y gastos de inseminación aparte; y que entre otras prebendas, le permite al infecundo ausentarse durante tres días de su módulo penitenciario en Huelva y pasearse escoltado como un Marajá hasta el hospital Cordobés en donde le esperan, guardaditos en tubos de ensayo, los óvulos de la dulce y sensual Yerma.

Una vez más y ya van cientos, el Padrino de la criatura nos la ha vuelto a meter doblada por donde amargan los pepinos, y mientras los futuros papás se frotan sus partes con fruición, a los contribuyentes que pagamos el banquete solo nos queda escupir de las entrañas un matraz de mala leche.

© Vicente Puchol Mora 2010.

INSEMINACIÓN CRIMINAL (PDF)

diciembre 11, 2010 - Posted by | Cabreos

9 comentarios »

  1. No estoy de acuerdo con la indignación que produce este hecho. La condena por asesinos que les impuso el juez no incluía la privación de su derecho a ser padres. Un condenado, por la causa que sea, asesinato, violación, etc. no está condenado a la privación total de todos sus derechos y libertades. La inseminación artificial esta incluida en las prestaciones de la seguridad social. Muy bueno el artículo aunque no esté al cien por cien de acuerdo.

    Comentario por Marisets | diciembre 11, 2010

  2. Yo sí estoy de acuerdo con todo tu artículo. Aunque una condena de privación de libertad, es ésto, privación de libertad; y de ningún otro derecho. Pero resulta nauseabundo obervar cómo los mayores privadores de derechos, reclaman para sí los suyos. Quienes como éstos en un acto de soberbia absoluta disponen de la vida y derechos de los demás, deberían quedarse con su derecho a la vida, y nada más.

    Comentario por Malali | diciembre 11, 2010

  3. Menuda basura de post. Al nivel del resto, vaya.

    No sólo por la vascofobia que destila, sino por los argumentos rayanos en la demencia más absoluta al pretender que un delincuente, sea cual fuere su delito, debe perder su condición de ser humano y los derechos inherentes que ello conlleva.

    Seguro que el autor de esta bazofia es de los que luego se llena la boca de Derechos Humanos. Me recuerda a los la de txapela a rosca. Toda la vida reclamando derechos y negándoselos al resto del mundo.

    Comentario por Pasmado | diciembre 12, 2010

  4. YO LOS CASTRARIA A LOS 2 Y ASI SE ARREGLA EL PROBLEMA

    Comentario por PPILLO | diciembre 12, 2010

  5. Yo creo que vpucholm está defendiendo las libertades del individuo y el derecho a que se la insemine, lo que no quiere es que se haga con sus impuestos y se lo paguen ellos de su bolsillo, igual que tenemos que hacer todas las Vascas.
    Muy bueno tu artículo

    Comentario por Edurne E.C. | diciembre 12, 2010

  6. Impresionante post, de verdad. El tema es nauseabundo. Siempre me ha llamado la atención el extremo conocimiento de sus derechos que tienen estos asesinos que privan a los demás del derecho fundamental, el derecho a la vida. Les tendría que salir el niño con el tricornio puesto. Y, pasmado (qué bien te queda el apodo), el autor del post en ningún momento le niega sus derechos a estos asesinos. Simplemente se indigna ante una de las paradojas del estado de Derecho que intentan negar estas sabandijas, esto es, que se beneficien de las ventajas del sistema que pretenden liquidar.

    Comentario por Hank66 | diciembre 12, 2010

  7. Totalmente de acuerdo con Vicente y con los que se oponen a que los impuestos de todos sufraguen este tipo de gastos a quienes buscan una vida nueva sin respetar la de los demás. Por mí como si quieren tener quintillizos, pero con sus euritos. Y lo de la vascofobia, señor Pasmado, escribo desde Bilbao, donde nací hace ya unos lustros, y no veo que el artículo destile nada de eso en absoluto, salvo sensatez y cordura, cualidades de las que muchos adolecen.

    Comentario por Soniagrua | diciembre 13, 2010

  8. ¿Alguien a leído la palabra “vasco” por algún lado?
    Yo al menos no, sólo he leído, alusiones referentes a lo defectuoso de nuestro sistema penal. Me explico, estoy conforme con la orientación de rehabilitar a los presos, pero francamente, de los delitos que una persona ha cometido y se le pueda rehabilitar. Pero de un asesinato a sangre fría, premeditado, ensayado, y del que aún se jacta. Para ese tipo de crimen no hay rehabilitación posible.

    ¿Pueden tener hijos las victimas asesinadas?, ¿Pueden sus esposas verlos, sentir su cariño, su compañía, sus caricias, volver a tener algún hijo, del marido asesinado? No. Solo tiene su viudedad

    ¿Pueden sus hijos tener la presencia, la ayuda, el consejo, la compañía o la tutela del padre asesinado? No. Solo su orfandad.

    ¿y los supervivientes? ¿Acaso es fácil vivir con una persona que antes del atentado era un tesoro de persona, y ahora está loco? Loco por que su cabeza no ha podido superar el insistente de un recuerdo, recuerdo dentro del coche oficial, herido y con su compañero caído en su regazo,… con el cráneo reventado.

    En el momento que una persona perpetra un asesinato con esta premeditación con el único fin de fabricar terror, esa persona ha perdido por completo su humanidad. No merece pertenecer y disfrutar los derechos de la identidad humana. Es un soldado del terror, es un monstruo. No una persona. No un ser humano.

    “El conflicto vasco”, falso, el único conflicto vasco lo generan los que son conflictivos, el único problema real que tienen los vascos es que son gente de lo mejor, verdaderos buenazos y gente pacífica., y gracias a esto, rémoras nauseabundas, se aprovechan y canalizan su verdadera naturaleza, la de los asesinos.

    “Lucha armada del pueblo vasco”, luchar ¿por qué?, ¿por un asunto político?, Los asuntos políticos se despachan hablando. Aún recuerdo fotografía a portada completa de un diario, hace muchos años, donde se reflejaba un guardia civil rescatando a hombros a un muchacho, atravesando una riada. Guardia Civil lamentablemente asesinado una semana después.

    Con sinceridad, le deseo lo mejor a ese Bebe que crece en las entrañas de esa asesina, es mi diferencia respeto la vida, que ella desprecia.

    Comentario por el irreparable | diciembre 14, 2010

  9. Como se llama a una ninfómana vasca?
    …..Eligo Xorrea….

    Comentario por cels | diciembre 18, 2010


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: