de Cabreos y Devaneos

Cada semana, un nuevo artículo

LA TORRE DE BABEL


Dios puso a prueba a la humanidad en infinidad de ocasiones. Los primeros en sucumbir y hacer las maletas con una hoja delante y una mano detrás fueron un tal Adán y su costilla eterna, la ínclita Eva. Más tarde su ira dejó convertidos en ceniza a los libertinos habitantes de Sodoma y Gomorra y por si no tuviera bastante, metió a una pareja por especie en el arca de un tal Noé y dejó caer un diluvio de los de Padre muy Señor mío para ahogar a todo Cristo que no estuviera invitado al crucero.
En aquellos tiempos, la humanidad no disponía de adelantos tecnológicos para luchar contra los cabreos del Señor que cada vez, se tornaban más asiduos porque el Ser al que creó le salió para su desgracia, harto imperfecto.

Entre las capacidades con las que dotó de serie a las criaturas racionales que de inmediato empezaron a pensar, y a los dos minutos a quejarse, se encontraba el habla. Esta aptitud innata la ideó el Hacedor para que fueran transmitiéndose entre ellos sus instrucciones y no tuviera en adelante, que ir explicándoles uno por uno las diferencias entre las bondades del bien y las maldades del mal. Al mismo tiempo y aprovechando la coyuntura, permitía a los mortales dirigirse a Él mediante la oración y la súplica para de este modo, ir recabando información de primera mano de cómo andaban las cosas por aquellos lares terrenales.

Con el discurrir de los años, se le ocurrió a un primer Rey, Nemrod, que bien podrían construir una torre hasta el cielo y subir por ella a conversar cara a cara con el Altísimo. Todos aplaudieron la idea y al instante comenzaron las obras en la ciudad de Babel.
Un consumo tan elevado de materia prima para una edificación sin licencia, no podía pasar desapercibido a ojos del Todopoderoso y poco o nada tardaron sus investigaciones en colegir, que los humanos iban derechitos a llamar a su puerta con sus demandas, uno a uno y en persona.
Se asustó ante el atrevimiento y pensó entonces destruirla como un castillo de naipes, pero tal acción era sencilla y no tardarían en empezar de nuevo en otro sitio, será por terrenos, ladrillos y betún, se dijo. No tardó demasiado en encontrar la solución: Queréis hablar? Hablad entonces, pero cada uno en una lengua. Y ese día, terminó por joderlo todo.

Los hombres no se entendían entre ellos y acabaron marchándose con el trabajo a medio hacer. Unos por aquí y otros por allá fueron diseminando lenguas por el mundo y provocando guerras dialécticas y de las otras, entre Semíticos, Griegos, Coptos, Chinos, etc.; en fin, un desastre que todavía perdura en nuestros días y que nos hace incomprensibles a oídos de otras culturas allende fronteras. Con lo bonito que sería hablar todos un mismo idioma y ahorrar fortunas en traductores, academias, diccionarios, profesores, ¡Por Dios!. Y es ahora, cinco mil años después del episodio bíblico de la confusión lingüística, cuando tenemos esa oportunidad tecnológica para luchar contra los designios del Creador y que no debieran desaprovechar las cabezas pensantes del siglo veintiuno.
Sin duda sería el invento de la centuria o tal vez del milenio, como lo fue la luz en el pasado; por eso yo que soy muy negado para los idiomas y no me quedan horas en el día para asistir a academias, voy a dejar caer aquí la idea como la manzana sobre la cabeza de Newton: Necesito un aparatito, tan pequeño como un chip, que incrustado en mi oreja de manera sencilla y activado a mi antojo, me proporcione una traducción fidedigna y simultánea de cualquier idioma que hable el interlocutor que tenga delante.
Se imaginan ustedes las posibilidades que ofrecería semejante utopía para el futuro?, Zapatero sí y yo también, y a ambos se nos ponen los pelillos como escarpias.
Más tarde pensaremos que hacer con la escritura, pero esa será harina de otro costal, por hoy se me terminaron las ideas épicas, en todo caso retomar la de Felipe II en el S. XVI, que por supuesto, era mucho más simple, menos tecnológica y más sencilla: Que el castellano sea declarado idioma universal y todo el mundo esté obligado por ley a leerlo, escribirlo y hablarlo. Al final no sé muy bien cuál de las dos será más fantasiosa, pero sin duda, cualquiera de ellas sería fantástica.

© Vicente Puchol Mora 2010.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Anuncios

noviembre 6, 2010 - Posted by | Devaneos

11 comentarios »

  1. Pues si. Yo tambien quiero ese aparatito de oreja que me traduzca simultáneamente. Y puestos a pedir: Quiero un boli que me escriba de forma coherente todo aquello que pienso en un completo desorden. ¿Y ese otro aparatito, que a una consulta hablada, me responda con las 10 mejores sugerencias de las que se dispongan en la galaxia?. Y sigo soñando.

    Comentario por Jose | noviembre 6, 2010

  2. El traductor universal (para 3 o 4 lenguas) lo veremos de aqui a uno o dos lustros, menos mal la verdad, estoy harto de los nacionalistas de una y otra orientacion.

    Comentario por Paco | noviembre 7, 2010

  3. ¿Nemrob quería hablar cara a cara con Dios?. Conociendo como se las gasta el Jefe, yo creo que el tal Nemrob quería pedirle explicaciones y exponer quejas acerca de como entender a las mujeres, y en “premio” a su osadía dejó de entender hasta a su vecino, aspecto que aún en nuestros días se hace presente en la comunicación con el del 3ºB.

    Lo de comprender todas las lenguas o hablar todos una única, si es el Castellano, yo me apunto. Pero puestos a pedir, para mi pediría un artilugio que me facilitara comprender y saber que carajo piensan las mujeres… o mejor aún: la patente de dicho mecanismo.

    Comentario por el irreparable | noviembre 7, 2010

  4. Muy buen artículo, Vicente.

    Comentario por Amparo A. | noviembre 8, 2010

  5. Yo quiero dos artilugios, el traductor y el que dice el irreparable para comprender a las mujeres. Y de paso, acciones de ambas compañias porque se iban a forrar con los inventos.
    Muy buen articulo, Vicente, enhorabuena

    Comentario por Sergio E. | noviembre 8, 2010

  6. Fantastico, genial, menuda forma de escribir, me ha encantado

    Comentario por Luis | noviembre 8, 2010

  7. Vaya , vaya . desconocía tu faceta escritora ; felicidades por ese don tan maravilloso como creo , que és el de escribir

    Comentario por Luis | noviembre 9, 2010

  8. Me has sorprendido muy gratamente, pero yo mo apunto a que el castellano sea la lengua universal.¡Enhorabuena! Vicente

    Comentario por Begoña | noviembre 9, 2010

  9. Gracias Begoña, yo también me apunto al castellano, aunque no estarian mal los aparatitos traductores para idiomas

    Comentario por vpucholm | noviembre 14, 2010

  10. Hola, soy Sonia, de AM Etxebarri. Vamos, que queréis dejar en el paro a gente como yo, que soy traductora de profesión. Vaya, vaya. En cierto modo, el tema de los idiomas se está llevando a extremos incomprensibles. A mí me enseñaron haciendo la carrera que un traductor sirve para hacerse entender a dos personas que, por manejar lenguas diferentes, no pueden hacerlo sin la mediación de otra persona. Pero eso no pasa, por ejemplo, con los diferentes idiomas de un mismo país, caso de España. El que hable gallego, catalán o euskera, normalmente (salvo raras excepciones que se dan en el área rural) se puede entender también en castellano. Ahí, la mediación de un traductor es innecesaria. He dicho.

    Comentario por Soniagrua | noviembre 16, 2010

  11. Gracias Sonia por tu comentario, Nada mas lejos que la Coruña el querer yo dejar en el paro a nadie, pero a tus colegas de profesión que tengan la fortuna (o el enchufe, vete tu a saber) de meter sus oidos y voces en el Senado Español, no les va a gustar escuchar que su nuevo chollo es innecesario. Por cierto, yo tambien comparto tu exposición, son ganas de gastar un dinero necesario para otras cosas como la ley de dependencia por ejemplo.

    Comentario por vpucholm | noviembre 16, 2010


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: