de Cabreos y Devaneos

Cada semana, un nuevo artículo

LA TORRE DE BABEL

Dios puso a prueba a la humanidad en infinidad de ocasiones. Los primeros en sucumbir y hacer las maletas con una hoja delante y una mano detrás fueron un tal Adán y su costilla eterna, la ínclita Eva. Más tarde su ira dejó convertidos en ceniza a los libertinos habitantes de Sodoma y Gomorra y por si no tuviera bastante, metió a una pareja por especie en el arca de un tal Noé y dejó caer un diluvio de los de Padre muy Señor mío para ahogar a todo Cristo que no estuviera invitado al crucero.
En aquellos tiempos, la humanidad no disponía de adelantos tecnológicos para luchar contra los cabreos del Señor que cada vez, se tornaban más asiduos porque el Ser al que creó le salió para su desgracia, harto imperfecto.

Entre las capacidades con las que dotó de serie a las criaturas racionales que de inmediato empezaron a pensar, y a los dos minutos a quejarse, se encontraba el habla. Esta aptitud innata la ideó el Hacedor para que fueran transmitiéndose entre ellos sus instrucciones y no tuviera en adelante, que ir explicándoles uno por uno las diferencias entre las bondades del bien y las maldades del mal. Al mismo tiempo y aprovechando la coyuntura, permitía a los mortales dirigirse a Él mediante la oración Sigue leyendo

Anuncios

noviembre 6, 2010 Posted by | Devaneos | 11 comentarios

   

A %d blogueros les gusta esto: