de Cabreos y Devaneos

Cada semana, un nuevo artículo

SUBE A NACER CONMIGO, HERMANO


Sube a nacer conmigo, hermano.
Dame la mano desde la profunda
zona de tu dolor diseminado.
No volverás del fondo de las rocas.
No volverás del tiempo subterráneo.
No volverá tu voz endurecida.
No volverán tus ojos taladrados.

Pablo Neruda

Y la madre Tierra parió a sus hijos. Treinta y tres recién nacidos surgieron de sus entrañas uno a uno empezando por el capataz Florencio Ávalos cuando, pasados doce minutos de la medianoche Chilena del 13 de Octubre, después de sesenta y nueve días de gestación y sufrimiento, se fundía en un abrazo eterno con su mujer e hijo.

Las ecografías que habíamos estado viendo por televisión no mentían, todos estaban bien, los treinta y tres; como rezaba la nota que anunciaba el embarazo y que el Presidente de la República mostró al mundo con euforia incontenible.

Yo por mi parte les debía este artículo; a ellos, a sus familias, y a todos ustedes porque hace unas semanas dejé inacabado “Operación San Lorenzo” y dije entonces que el final sería escrito cuando los viera entregados en abrazos a sus seres queridos.

La cápsula Fénix II – y la elección del nombre no fue casual – hizo resurgir de sus cenizas hasta el último de sus hombres y las palabras empezaron a brotar atropelladas como las lágrimas en el desierto de Atacama.

Por supuesto, y como era de prever en tiempos en que una imagen vale más que mil palabras, el alumbramiento había sido programado con precisión matemática; y es que el padrino de las criaturas, Don Sebastián Piñera, quería estar presente en cuanto sus cabecitas asomaran la luz y se oyeran los primeros llantos; por eso tuvieron los ginecólogos, antes de culminar la cesárea, que suministrar oxitocina a la Tierra de manera controlada para cuadrar las contracciones con la mejor disponibilidad de día y hora en la agenda Presidencial; que al margen de ideologías políticas, tuvo siempre una fe ciega en el éxito del parto y no escatimó en medios, humanos y económicos, para que la credibilidad y el prestigio de todo un País no quedara en entredicho.

A partir de ahora, poco importa que las vidas de los neonatos y sus vivencias en el útero terrestre se vuelvan mediáticas y tengan la oportunidad de ganarse una nueva vida fuera de la mina, se lo merecen sin duda estos luchadores; eso y mucho más, que el dolor fue excesivo durante el entierro y ha llegado la hora, con la calma, de mamar con profusión en los pechos de la Diosa Fortuna.

Cada cual tendrá treinta y tres historias que contar, la suya propia y las del resto;  yo por encima de todas me quedo con la de José Ojeda, el conductor de maquinaria pesada que escribió el famoso mensaje sobre un trozo de papel que ya forma parte del Patrimonio Nacional de Chile, y que a falta de familia para recibirlo con un beso – enviudó hace ocho años sin descendencia -, salió de la cápsula envuelto en la nostalgia y con “la estrella solitaria” de su bandera pegada a la mejilla.

Con la llegada al exterior del último minero, el jefe Urzúa, que ostentará para siempre el record de permanencia bajo tierra; con la reverencia del rescatador Manuel González, que dejó en el corazón de la mina una bandera de Chile y la luz encendida; y con la sutura final del abdomen terrestre por el Presidente Piñera; han concluido tanto la “Operación San Lorenzo”, como este artículo que empezó a gestarse a principios de Septiembre.

Habrá mas desgracias en el mundo, sin duda, pero por esta vez Dios quiso estar al lado de los inocentes cuando más lo necesitaban.

Permítanme ahora apagar la luz. En el refugio ya no queda nadie.

© Vicente Puchol Mora 2010.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Anuncios

octubre 16, 2010 - Posted by | Devaneos

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: